Para explicar por qué las dietas no funcionan lo primero que tenemos que tener claro son dos cosas. 

Primero, hay que tener presente que  el ser humano siente mayor motivación cuando los objetivos que se establece tienen resultados a corto plazo. Por esta misma razón no dejamos de fumar, no hacemos ejercicio regularmente o preferimos terminar un curso de 9 meses que una carrera universitaria.

Para continuar, debo definir la palabra dieta. Dieta, según el diccionario, es el conjunto de sustancias que se ingieren como alimento. Sin embargo, el concepto que normalmente se tiene de una dieta implica restricción y resultados en un mes o dos.

Sabiendo lo anteriormente mencionado, no es raro ver cómo cada día hay más y más dietas milagro ahí fuera, prometiendo resultados desorbitados en un corto periodo de tiempo. A diario veo cómo mucha gente las hace y al tiempo se cansa, recupera el peso perdido etc. 

Lo cual me lleva a la pregunta, ¿este tipo de dietas funcionan? La respuesta rápida es NO, a continuación te explico por qué.

  • El metabolismo: nuestro cuerpo es inteligente y siempre va a actuar para preservar nuestra integridad. Cuando llevamos a cabo una dieta demasiado hipocalórica el mensaje que nuestro cuerpo recibe es que no le están entrando suficientes calorías y por ello tienda a acumular y a reducir el gasto al mínimo, por si esta temporada de escasez se prolonga. Esto se traduce en una disminución del metabolismo, es decir que nuestro cuerpo empieza a gastar menos calorías con las mismas actividades con las que antes gastaba mas. Por la misma razón de ahorrar energía hasta que acaben las vacas flacas. ¿Qué es lo que pasará en el momento en el que dejemos la dieta? que retomaremos la ingesta calórica que teníamos antes de comenzar la dieta, sin embargo nuestro cuerpo ya se ha acostumbrado a gastar menos. Lo que conllevará una recuperación del peso perdido.

 

  • La temporalidad: este tipo de dietas se comienzan con el único objetivo de perder peso en un periodo de tiempo cuánto más corto mejor. Por norma general, estas dietas implican la restricción o supresión de alimentos e incluso la sustitución de los mismos por ciertos batidos o complementos. En ningún caso se contempla aprender a comer o a cuidarse y perder peso como parte de un nuevo y sano estilo de vida. Esa falta de aprendizaje implica que en el momento que tú te cansas o llegas finalmente a tu objetivo y dejas la dieta vuelves a comer de la misma manera que lo hacías antes y esto te hace volver a recuperar el peso perdido. 

Concebimos una dieta como algo a lo que recurrir cuando queremos perder peso en 2 meses, pero no nos planteamos un cambio en nuestro estilo de vida para que la pérdida de peso sea sostenible.

Consultar a profesionales nutricionistas que te aconsejen y establezcan lo que es mejor para tí y tus circunstancias, pero no te dejes engañar por alguien que vente un producto para quemar grasa o que te promete perder 10kg en 3 días. Todo esto no funciona y no sera bueno para tí a largo plazo.