¡Se dice, se oye, se rumorea! 🙃 En la era de la sobre información hay un montón de artículos sobre nutrición ahí fuera, recomendaciones, etc. algunas son verdad, otras mentiras e incluso nos encontramos verdades a medias. Aquí te dejo algunos de los mitos más comunes en lo que a nutrición se refiere. 

La fruta engorda si se come después de las comidas.

La fruta aporta la misma cantidad de calorías e hidratos a cualquier hora del dia, antes, después o durante las comidas.

La clave está en comer las cantidades adecuadas, sobre todo, como parte de una alimentación equilibrada, pues no sirve de nada comer las 2-3 porciones de fruta recomendadas si nos vamos a exceder en el resto de alimentos.

Siempre es un buen momento para tomar una ración de fruta. Las calorías aportadas por las frutas son las mismas, independientemente de si se toman solas o acompañadas de otros alimentos y del momento elegido para su consumo.

El plátano, el mango y las uvas engordan

Es cierto que algunas frutas tienen mayor concentración de carbohidratos o el índice glucémico más elevado. Sin embargo, ningún alimento engorda si no se consume en exceso, como parte de una dieta equilibrada.

Es decir, si uno gasta 2000 calorías al día y consume 2500 calorías solo de mango, claro que engordará, porque el exceso de calorías se acumula como grasa.

No se trata de cuantas calorías tenga un plátano, si no de cuantas calorías consumas tu en total a lo largo del día. Los alimentos por si solos no engordan.

Comer sal engorda

La sal no engorda, ya que es un mineral y por tanto no aporta energía. La sal sí que puede retener líquidos y, al tomarla en exceso, propiciar una retención hídrica en el cuerpo que se acompañe de incremento del peso corporal. Se recomienda un consumo menor de 6 g/día.

Los alimentos que no contienen gluten engordan menos

El gluten es una proteína que se encuentra principalmente en el trigo; el cual es ampliamente utilizado en la industria alimentaria y en la elaboración de alimentos como el pan, pastas, pasteles, tartas, etc. ya que es el responsable de darle la textura y consistencia a todos estos alimentos.

Las personas celíacas o intolerantes al gluten se han visto obligadas a eliminar esta proteína de su dieta, por lo que han dejado de comer todo lo que esté hecho a base de trigo y derivados, por lo que, en consecuencia, han perdido peso.

Además, la celiaquía se caracteriza por la atrofia de las vellosidades intestinales donde se absorben los nutrientes y las personas que sufren de esta patología suelen perder mucho peso.

Por lo tanto, no es que el gluten en sí “engorde”, sino que el hecho de eliminar ciertos alimentos de la dieta o no asimilar los nutrientes adecuadamente, conlleva a este efecto secundario.

Gracias a que los celíacos o intolerantes al gluten son un público cada vez más reconocido, la oferta de productos libres de gluten va en aumento. Sin embargo, existe la idea de que estos alimentos son más saludables, pero no necesariamente es así; en muchos casos se necesita agregarles más grasas o azúcares para darles el sabor y textura deseados.

La dieta vegetariana es ideal para perder peso

Una dieta vegetariana está básicamente compuesta por alimentos de origen vegetal, huevos y lácteos. Sin embargo, al igual que en cualquier tipo de dieta, lo que engorda es el exceso de calorías.

Aquí nos encontramos con el mismo caso que las dietas libres de gluten. Cuando, por cualquier razón, eliminas un alimento o grupo de alimentos de tu dieta tiendes a cuidar más tu alimentación. En el caso de los vegetarianos, seguramente su cesta de la compra estará mucho mas llena de verduras y de alimentos saludables. Eso es lo que hace que se pierda peso, no la eliminación de alimentos.

Siempre pongo el mismo ejemplo, la tarta de chocolate es un alimento vegetariano, rico en azucares y grasas. Si te alimentas solo de tartas de chocolate seguramente acabaras cogiendo peso porque tendrás un balance calórico positivo.

El agua con limón en ayunas quema grasas

Ningún alimento tiene la capacidad de diluir la grasa de tu cuerpo. El agua con limón te aportará hidratación y un buen chute de vitamina C, pero no te ayudará a eliminar grasa. 

La única manera de eliminar grasa acumulada, es utilizándola como energía, es decir consumiendo menos calorías de las que el cuerpo gasta, ya sea disminuyendo la ingesta o aumentando la actividad física.

Las bebidas sin azúcar son más sanas.

A pesar de que las bebidas gasificadas no son saludables, es cierto que las que no contienen azúcar y están endulzadas con edulcorantes sintéticos no aportan calorías. Sin embargo esto no significa que sean más sanas, simplemente no contienen azúcar.

Hay veces que les añaden azúcar en otros formatos (como la fructosa) o que están llenos de polialcoholes (edulcorantes químicos). Debemos investigar un poco más los ingredientes y no quedarnos solo en el "sin azúcar"

Los alimentos naturales y saludables se pueden comer en cualquier cantidad

Que un alimento sea natural y saludable, no significa que no contengan calorías. Todos los alimentos aportan calorías y si se consumen en cantidades mayores a las que se gastan, el exceso se acumula en forma de grasa.

No es lo mismo consumir un puñado de anacardos que toda la bolsa, ni es lo mismo consumir una taza de quinoa que una olla completa.

Hay alimentos muy beneficiosos para tu organismo, como la chia, los frutos secos, la quinoa... pero eso no significa que sean acalóricos. De la misma manera que con cualquier alimento si comes más calorías de las que consumes subirás de peso. 

Los alimentos integrales engordan menos

Un alimento integral tiene exactamente la misma cantidad de calorías e incluso hasta podría tener más que un alimento común. Se recomienda porque es más saludable, aporta más fibra y micronutrientes, pero no necesariamente tiene menos calorías.

 

Todos estos mitos y muchos más los encuentras en el libro de Aitor Sánchez - Mi dieta cojea. Echale un vistazo y cambia tu alimentación.

 

Mitos nutricion

Estos son alguno de los mitos sobre nutrición mas oídos. Escríbeme si sabes de alguno más y podemos hacer una segunda parte 😉.

 

Gracias por leerme y ¡hasta pronto!