Si una cosa tengo clara es que me gusta tomar las decisiones que me afectan con la mayor cantidad de información posible. Decir esto hoy en día, en la era de la des-información, es un arma de doble filo. Porque información tienes, toda la que quieras a golpe de click, pero, ¿es esta veraz? Hoy vengo a contarte la verdad sobre el azúcar, para que tomes tus decisiones alimentarias completamente informado.

           Empecemos con algunos datos. La OMS recomienda que nuestro consumo de azúcar añadido no supere el 5% de las calorías diarias ya que un consumo superior es perjudicial para nuestra salud. Es decir, una persona que consuma entre 1500 y 2000Kcal por día no debería tomar más de 18 – 25 gramos de azúcar cada día, esto equivale a 4-5 cucharaditas o 2- 3 sobrecillos más o menos. Pero, has de pensar que, el azúcar que consumes a lo largo del día no es sólo el que añades al café, té o yogur, ya que muchos productos contienen azúcar añadido, ¡y no sólo son los refrescos, los zumos y la bollería! En la página www.sinazucar.org encontrarás información detallada sobre diferentes alimentos y su contenido de azúcar.


¡Espera! Antes de seguir leyendo debes entender una cosa. No es lo mismo el azúcar añadido que el azúcar propio de un alimento. Si el azúcar es propio del alimento y si ese alimento está sin refinar, NO es malo. Es decir el azúcar que forma parte de la quinoa, que es un grano sin refinar, no tendrá el mismo efecto en nuestro organismo que el azúcar de la harina blanca, que es un alimento refinado. Ya está, puedes seguir.


 

¿Qué tipos de azúcar me puedo encontrar en los alimentos?

            Lo primero que debes hacer es mirar la lista de ingredientes de cualquier producto que vayas a comprar. Lo ideal es que no aparezca azúcar. ¡No olvides que puede aparecer con otro nombre! Como por ejemplo, sacarosa, fructosa, lactosa, maltosa, dextrosa, galactosa, maltodextrina, miel, ágave, melaza, jarabe, sirope, caramelo, azúcar invertido, azúcar de remolacha, concentrado de zumo de frutas, néctar, almíbar…

Después de mirar la lista de ingredientes, fíjate en la tabla de información nutricional y valora: de los hidratos de carbono totales, qué cantidad es azúcar.

Teniendo en cuenta esto, podríamos clasificar los alimentos en:

  • Bajo contenido de azúcares si el producto contiene:
    • Sólidos: menos de 5g/100g
    • Líquidos: menos de 2,5g/100ml
  • Sin azúcares: si contiene menos de 0,5g de azúcar por 100g o 100ml.
  • Sin azúcares añadidoscuando no se ha añadido ningún monosacárido ni disacárido, ni ningún alimento usado por sus propiedades edulcorantes. Si los azúcares están de forma natural presentes en el alimento se indica “contiene azúcares naturalmente presentes”.

Como conclusión, y en lo que a azúcar se refiere, te diré que lo ideal es buscar alimentos con cuantos menos ingredientes mejor, sin azucares añadidos, y con hidratos de carbono no refinados.

Es muy importante saber lo que compras. Te regalo una guía super fácil para que aprendas a leer el etiquetado de los productos que compras.
Toda tuya para siempre, descárgala en el botón de abajo totalmente gratis. 

 

Si lo que estás buscando es más información sobre el azúcar e intentar eliminar este ingrediente de tu alimentación, dejar de consumir azúcar puede ser una tarea difícil, pero si has llegado hasta aquí es que estás decido a intentarlo, y con la ayuda de este libro "Dile adios al azucar" podrás hacerlo.

 

 

¡Ala! ya te puedes ir a hacer la compra 🤗