Seguro que alguna vez has intentado crear nuevos hábitos y has durado una semana. Lo cierto es que empezamos con mucho ánimo y de verdad queremos hacerlo, pero la motivación se nos va desinflando como un globo a medida que pasa el tiempo.